50 sombras de Grey y el hombre ideal

10 Flares 10 Flares ×

 

el hombre ideal

¿cómo es el hombre ideal?

“Ningún hombre me había impactado como Christian Grey, y no
entiendo por qué. ¿Porque es guapo? ¿Educado? ¿Rico?
¿Poderoso?”

 

Para muchas lectoras de 50 sombras de Grey, Christian Grey es el hombre ideal. Hay muchas cosas que intuimos que pueden resultar atractivas de él, pero es mejor si en lugar de suponer, examinamos poco a poco las cosas que Christian Grey tiene y que hacen que Anastasia no pueda apartarlo de su mente, y muchas lectoras tampoco. Para ello nos basamos en lo que ocurre en la primera entrevista de Christian Grey con Anastasia Steele.

 

¿Qué hace que el protagonista de 50 sombras de Grey Christian Grey sea el hombre ideal?

Es atractivo, muy atractivo. 

“Realmente es muy
guapo. Guapísimo. Me desconcierta”

“Sonríe mostrando sus dientes, blancos y perfectos. Contengo la
respiración. Es realmente guapo. Debería estar prohibido ser tan
guapo”.

“Atractivo, muy atractivo. Alto, con un elegantísimo
traje gris, camisa blanca y corbata negra, con un pelo rebelde de
color cobrizo y brillantes ojos grises que me observan atentamente”

Y no hay duda de la importancia del atractivo para que un hombre sea considerado ideal. Seguro que todos estamos de acuerdo en que si Grey hubiera sido extremadamente feo, o no habría producido el mismo efecto sobre Anastasia o en caso de producirlo lo habría hecho mucho más tarde.

De hecho la descripción física de Grey tampoco existe casi, apenas un par de lineas. Lo que sí queda claro es que es muy guapo, y Anastasia lo repite constantemente, posiblemente porque está impresionada.

Tiene unos ojos grises impresionantes. 

No es necesario que los ojos sean grises para que un hombre sea el hombre ideal. Pero tampoco hemos de negar que tener un color de ojos llamativo ayuda a destacar más de los demás y a resultar más difícil de olvidar.

Tiene una mirada muy penetrante. 

Más importante aún que tener unos ojos bonitos es ser capaz de usarlos para tener una mirada que impresione. El mirar de una manera penetrante es una muestra de poder. De hecho la gente en muchas ocasiones cuando no se siente segura no mira a los ojos. Las personas seguras si lo hacen y además mirar a los ojos es una de las mejores maneras de producir un efecto intenso en otra persona.

Es alto. 

A la gran mayoría de las mujeres les resulta más atractivo un hombre alto que un hombre bajo. De hecho muchas mujeres no se plantearían estar con un hombre que sea más bajo que ellas. La altura por tanto es un elemento más del atractivo. Incluso en las empresas está comprobado que la altura influye en la posibilidad de encontrar una posición de responsabilidad. En los puestos altos también hay más personas altas.

Es extremadamente famoso.

Todo el mundo sabe quien es. Cuándo Anastasia le pregunta a qué edad fue adoptado él responde que todo el mundo sabe eso. Es conocido en la universidad, en el mundo de los negocios, en todos lados.

Un hombre famoso siempre resulta mucho más atractivo. Solamente hace falta pensar en los actores famosos, en los cantantes famosos. El hecho de ser famoso hace que parezca especial, y que todo lo que el haga resulte más importante.

Es elegante.

Su traje es impecable. Tiene sentido de la estética y se preocupa por el aspecto, lo que consigue por un lado que resulte más agradable a la vista y por otro demuestra que es capaz de moverse en la sociedad y no es un patán que vista de cualquier manera.

Es extremadamente poderoso. 

Su empresa tiene 40000 personas trabajando para él. 40000 personas que dependen de sus decisiones como él tampoco oculta en ningún momento.

Christian Grey tiene uno así pero de verdad.

Christian Grey tiene uno así pero de verdad.

Es extremadamente rico. 

Hay mil cosas en las que se observa eso. El edificio con su nombre “Grey House” es una muestra al mismo tiempo de poder, de fama y de dinero.

El mismo Grey lo dice sin disimulo.

 

Es constante y ambicioso

“Trabajo duro, muy duro,
para conseguirlo.”

Un hombre que sea ambicioso y capaz de trabajar para conseguir sus fines, es un hombre que nunca carecerá de recursos. Al margen de lo que ya pueda tener, y aunque su imperio se arruinara, con ese carácter Grey podría conseguir salir adelante de nuevo.

Es muy joven. 

“Me callo. Si este tipo tiene más de treinta años, yo soy bombera”

La juventud, siempre que no sea mayor que la de la mujer, resulta atractiva. Inconscientemente la mujer considera acertadamente que un hombre más joven tiene mayor capacidad reproductora. Además obviamente el atractivo disminuye con la edad.

 

Make an educated guess

photo: quinn.anya

Es muy educado

 


El ser educado resulta muy seductor pero sólo en el caso de que se trate de una persona que lo hace desde el poder, y no desde una situación inferior. La educación para quien se siente inferior es casi una necesidad, mientras que para el que está en una situación de superioridad es un lujo innecesario y muy llamativo.

Pero en ocasiones es seco.

“Eso no es una pregunta —me replica en tono seco”.

Una de las cosas más atractivas de cualquier persona, aunque nos cueste admitirlo es la imprevisibilidad. Cuando no sabemos si una persona será agradable o no, valoramos más cuando lo es, que si esa persona lo es siempre.

 

Produce comodidad pero a la vez recuerda quien está por encima. 

“Asegúrese de cruzar la puerta con buen pie, señorita Steele.
Me sonríe. Está claro que se refiere a mi poco elegante entrada
en su despacho. Me ruborizo”

Con esa frase, Grey consigue dos cosas. Por un lado consigue que Anastasia se sienta cómoda con el tropiezo del principio. Él lo ha notado y tampoco le da importancia, por eso se ríe. Pero además recondando esa situación, le recuerda a Anastasia algo que muestra su nerviosismo y por tanto aumenta la situación de poder de Grey que no ha perdido los nervios. Quién está más nervioso es siempre quien tiene menos control de la situación.

Es grácil en sus movimientos. 

“Me despido de él con un movimiento de cabeza. Él se dirige a la
puerta con gracia y agilidad, y la abre de par en par.”

La gracia de movimientos implica por un lado control del cuerpo, lo cual siempre resulta atractivo y además seguridad. Por eso Anastasia que está nerviosa en la entrevista se tropieza. Cuando una persona tiene la cabeza libre de preocupaciones siempre se mueve con más gracia.

Es protector

“Bueno, conduzca con cuidado —me dice en tono serio,
autoritario.
¿Por qué iba a importarle?”.

A toda mujer le gusta sentirse protegida por un hombre que se preocupa de ella, y que le resulta atractivo. A pesar de las modas del feminismo que han intentado implantar una mentalidad contraria a la real en las mujeres, la realidad sigue siendo esa. Y eso no tiene nada que ver con que una mujer sea fuerte e independiente. Al contrario, hay que ser fuerte para admitir la necesidad de ser protegida.

Alterna la cercanía y la lejanía. 

“Anastasia —me dice a modo de despedida”

Después de haberle hablado a Anastasia refiriéndose a ella como señorita Steele, al final de la entrevista Grey se muestra más cercano y la llama Anastasia, como ya había hecho antes otra vez. El contraste entre la lejanía anterior y ese acercamiento es lo que hace que tenga más fuerza.

Muestra un interés por ella muy claro en algunos momentos. 

“Llaman a la puerta y entra la rubia número dos.
—Señor Grey, perdone que lo interrumpa, pero su próxima
reunión es dentro de dos minutos.
—No hemos terminado, Andrea. Cancele mi próxima reunión,
por favor.

La sorpresa de Anastasia es muy grande. Que un hombre tan poderoso y ocupado como Grey cancele una reunión para hablar con ella, que es una mera estudiante haciendo una entrevista. Se ha tenido que sentir muy halagada desde luego.

Pero ese interés no es tan constante, ni resulta agobiante. 

La gente le muestra reverencia. 

Las atractivas mujeres que son secretarias, están obviamente pendientes de él, un hombre le pregunta acerca del golf. En la universidad de Anastasia le han pedido que haga la entrega de diplomas. Es mucho más fácil que resulte atractivo un hombre cuando todo el mundo muestra consideración hacia él.

Es dominante. 

“Soy muy peculiar, muy
tenaz. Me gusta el control… de mí mismo y de los que me rodean”

El ser dominante es un rasgo muy atractivo en un hombre. Está relacionado con el poder. Cuando una persona no tiene poder, su comportamiento es menos dominante, para evitar conflictos. Pero cuando una persona tiene el poder, suele actuar de una manera más dominante. Por eso resulta atractivo ese comportamiento.

Es misterioso.

“—Suena muy filantrópico. ¿Le apasiona la idea de alimentar a
los pobres del mundo?
Se encoge de hombros, como dándome largas.
—Es un buen negocio —murmura.”

Hay cosas que no cuadran del todo. Algunos elementos que quedan como en penumbra. Ciertas dudas que hacen que Anastasia se quede pensando. Al igual que en una telenovela las dudas que se plantean en un episodio nos hacen ver el siguiente, también en una persona lo que nos produce curiosidad nos hace pensar en esa persona, y el pensar en ella nos puede hacer que nos enamoremos.

Tiene una vida fascinante.

“Para relajarme, como dice usted, navego, vuelo y me
permito diversas actividades físicas. —Cambia de posición en su
silla—. Soy muy rico, señorita Steele, así que tengo aficiones caras
y fascinantes“.

El mismo Grey usa el término fascinante. No sólo es fascinante él, sino que también realiza toda clase de actividades que son fascinantes. Acercarse a él será por tanto participar de un mundo fascinante, lleno de actividades caras, lujosas y diferentes.  Acaso puede no resultar eso atractivo.

Tiene un lado oscuro. 

“Me interesan cosas muy diversas, señorita Steele. —Esboza
una sonrisa casi imperceptible—. Muy diversas.
Por alguna razón, su mirada firme me confunde y me enciende.
Pero en sus ojos se distingue un brillo perverso.”

Todos tenemos un lado oscuro dentro. Admitido o sin admitir no importa, pero aún estoy por conocer una persona que no lo tenga. Y cuando intuímos en otra persona eso, sentimos atracción y una enorme casualidad.

Es soberbio y arrogante.

Desde un punto de vista racional, puede que eso te parezca muy malo, pero en realidad no lo es. Si una persona es soberbia, eso indica que se lo puede permitir. El hecho de que tenga toda el resto de elementos respaldando esa soberbia hace que tenga sentido. Si pretendiera ser soberbio sin tener motivo para ello el resultado sería posiblemente muy diferente.

Es impasible. 

“Lo miro y me sostiene la mirada, impasible”

Ser capaz de no mostrar ningún movimiento innecesario, ninguna reacción en los momentos de tensión, implica una gran seguridad en sí mismo. Demuestra además a una mujer, que ese hombre, en caso de tener que pasar por una situación peligrosa, sería capaz de mantener la calma y de protegerla mejor.

química sexual 50 sombras

La tensión sexual es importante

Produce química sexual

“Cuando nuestros
dedos se tocan, siento un extraño y excitante escalofrío por todo el
cuerpo. Retiro la mano a toda prisa, incómoda. Debe de ser
electricidad estática”

En ocasiones el contacto entre dos cuerpos por accidental que sea produce un efecto muy poderoso. En otras ocasiones no produce nada. Cuando se da la química sexual el atractivo es mucho más fácil que surja.

Y además de todo eso, Grey no tiene ni una sola característica que haga que no sea atractivo o no deseable.

No solo es lo que tiene, es también lo que no tiene, las cosas que impiden que valga la pena. Grey no tiene ningún inconveniente grave. Nada que produzca rechazo, nada que lo haga menos interesante.

Por todo ello para muchas mujeres Christian Grey, aunque sea el personaje de una ( o varias) novelas  es el hombre ideal.

Opina

*

10 Flares Twitter 5 Facebook 5 10 Flares ×